La tesorería es una actividad obviada por muchas empresas. Tan sólo en las grandes multinacionales le dan la importancia requerida a la gestión de la liquidez y el riesgo y en el resto el informe de Cash Flow se reduce a una simulación en hoja de cálculo que, a pesar del trabajo que cuesta desarrollarla, ni siquiera cuenta con la credibilidad necesaria como para tomar decisiones ajustadas.

Sirva como ejemplo España, donde la crisis ha hecho replantearse muchas cosas, pero en especial en este área. El, hasta ahora, Análisis de Balances se ha demostrado inútil en cambios de escenario drásticos y la prueba es que, de las casi 320.000 empresas que han desaparecido en este período, el 84% presentaba balances muy positivos dos años antes del cierre.

La falta de liquidez lleva a la desaparición rápida de las empresas. Cierto es que ha habido factores muy importantes que han producido esta situación, pero tan cierto como que esas empresas no habían valorado distintos escenarios más que el que dibujaban los datos históricos del balance sin proyectar nuevos escenarios. La Tesorería no sólo es dar visibilidad a la liquidez de la empresa hoy, sino la de proyectar, optimizar y simular escenarios del mañana.

La labor fundamental del Director Financiero es asegurar la liquidez futura de la empresa, midiendo el riesgo con la suficiente antelación que permita tomar medidas correctoras ante futuros escenarios de falta de liquidez

Pero…¿disponen los Departamentos Financieros de herramientas de tesorería especializadas que permitan automatizar esta laboriosa tarea…?

Si atendemos a la estadística, el 14% de las empresas españolas y latinoamericanas que facturan más de 10 millones de dólares no podemos contestar que si. Y lo curioso es que el 64% de las empresas encuestadas dicen que si, engañadas por la idea de que un ERP puede sustituir las muchas responsabilidades de un tesorero hoy en día. Registrar operaciones bancarias pasadas y proyectar facturas en fecha de vencimiento no son la clave (la fecha de vencimiento, maldito e inútil campo que equivoca a tantos).

¿Y que debe tener entonces un software profesional de Tesorería…?

 

Analizamos en nuestro e-book diez claves que son, al mismo tiempo, diez razones para implantar un sistema de estas características.

 

[vc_column width=”1/1″][/vc_column]